¿Cómo cuidar tus manos y uñas en invierno?

Junto a la piel de nuestro rostro, las manos son posiblemente la parte del cuerpo que más sufre las consecuencias del frío. Sequedad, irritación y hasta pequeñas heridas que hacen que cualquier gesto cotidiano sea cuanto menos incómodo e incluso doloroso en algunas ocasiones. Cuídalas y luce unas manos sanas y bonitas, y no te olvides de las uñas, ¡por supuesto! Pues aunque no lo parezca o no lo percibamos, las uñas son tan sensibles al frío como lo es nuestra piel, cabello, etc. Y si a nuestro pelo le aplicamos una mascarilla especial, y a nuestra piel la crema hidratante que mejor nos funciona, las uñas no pueden ser menos y cuidarlas y mimarlas puede evitar que se rompan!

Sigue leyendo, ¡a continuación te contamos cómo lucir unas manos bonitas durante los meses más fríos del año!

1º Agua templada, ¡siempre!
Cuando el frío aprieta, resulta muy tentador lavarse las manos con agua caliente, pero para la salud de la piel es mejor modular la temperatura y usarla tibia. El agua muy caliente agrede la capa protectora de la piel y contribuye a la deshidratación cutánea. Tenlo en cuenta a la hora de lavártelas o de fregar los platos.

2º Crema de manos, ¡llévala encima!
El secreto para sacarle provecho a la crema de manos es aplicar primero una gota de producto en el dorso de cada mano, frotarlos y luego masajear el producto en torno a los dedos y las cutículas.

3º Un par de guantes
Serán tus mejores aliados no sólo para combatir el frío en el exterior (aunque también es esencial) sino como remedio casero. Reserva un día a la semana para dormir con ellos toda la noche, ya que eso reforzará el efecto reparador de tu crema hidratante.

4º Bases protectoras para las uñas
Cuidar las uñas con tratamientos específicos que conserven su salud supone una gran diferencia en su brillo y color. Además de retirar las cutículas, hidratarlas y pulir la superficie de la uña, existen bases que te ayudan a solucionar los diferentes problemas: fortalecedoras, alargadoras, niveladoras o densificadoras, para atacar de raíz cada dificultad y reparar a la vez que embellecen. Nosotras te recomendamos que acudas como mínimo una vez a tu centro de belleza de confianza para que te dejen unas manos perfectas y preparadas para que puedas empezar a cuidártelas tú misma!

5º Cutículas hidratadas

Como te decíamos antes, además de la uña en sí, cuidar sus alrededores durante una temporada en la que la sequedad hace acto de presencia es imprescindible. Por ejemplo, la utilización de un aceite hidratante te ayudará a mantener la cutícula sana.

6º ¡Una buena manicura!
Cómo último paso, ¡un toque de color para tus manos! El esmalte de uñas se convierte en el nuevo rojo de labios, la opción perfecta para animarte si el frío no te pone de buen humor precisamente.
Elegir un buen centro de confianza para llevar a cabo esta tarea, ¡es igualmente importante! En EstetikEls lo sabemos y por ello trabajamos con la línea de productos “Spa Ritual”, productos 100% veganos que cuidan tus uñas sin dañarlas lo más mínimo.

Actualmente, hay la falsa concepción de que la manicura semipermanente te daña las uñas, pero el caso es que con un buen uso de productos de calidad, la manicura semipermanente no supone ningún riesgo para ellas…

¿Quieres probar nuestros productos veganos? En EstetikEls te retiramos gratuitamente el esmalte que lleves puesto y te invitamos a un delicioso café o té mientras te dejamos unas manos más que increíbles!

¿Necesitas comprobarlo tú misma? ¡Pídenos cita ahora mismo por WhatsApp o Instagram!


Leave a Reply